Desde tiempos atrás a los perros se les utilizan accesorios tales como lazos y bandadas, esta moda ha ido creciendo y el uso de estos se ha ido humanizando. Como esteticista caninos podemos aprovechar estos accesorios para dar un servicio extra a nuestros clientes, siempre y cuando respetemos sus gustos y preferencias, como que vayan con el look de la mascota.

Plumas:

Podemos considerar este tipo de artículo como el más noble, conseguirlas probablemente no sea nada del otro mundo ya que las podemos encontrar en bisuterías, pasamanerías entre otras. Así como podemos utilizar las plumas solas, existe la posibilidad de decorarlas con piedritas (siempre usando las más pequeñas ya que la pluma no debe pesar), luego de estos la sujetamos con un loop en el pelaje del perro y listo. Un toque novedoso y llamativo en el canino, que de seguro a su dueño le encantará.

Cristales con plancha:

Probablemente de los métodos más novedosos en el mercado, los cristales con plancha vienen para quedarse, y es que solamente debemos cortar la cantidad de cristales que queremos en el canino, luego de esto las colocamos en el lugar donde deseamos que se muestren; en perros de pelaje largo la tendencia es en las orejas, con un poquito de calor presionamos con la plancha cada uno de los cristales para que la goma haga efecto y listo. Así como es fácil de adherir es fácil de quitar solo debemos utilizar agua y jabón.

Cristales:

Una moda muy popular en Estados Unidos que cada vez crece más y más. Existen cristales de marca así como imitaciones, si te preguntas cual es mejor utilizar, es mejor que lo dejes a criterio y presupuesto del cliente; estos cristales los podemos utilizar en orejas, frente entre otros, solamente recordemos usar una goma que sea totalmente lavable y no tóxica. Usa tu creatividad e incluye los cristales al servicio que brindas, los clientes te lo agradecerán.

Aplicaciones en la cadera (Booty Bling) :

Booty Bling es un término Afro descendiente donde Booty significa trasero y Bling brillante, por ende esta técnica es utilizada en la parte trasera de los perros, debemos aplicarla siempre en pelos cortos o rapados.  Démosle novedad a nuestro trabajo.

Recordemos que todas estas técnicas las debemos utilizar de forma que no agredan a los perritos, tampoco deben ser utilizadas para disimular un mal corte, ya que por ética profesional un bueno corte debe prevalecer antes de todo. Nunca carguemos mucho a los perritos con este tipo de elementos recuerda que en la simplicidad radica la elegancia.